Hace una década, la decisión de implementar BIM o no, era una iniciativa de Estudios de Arquitectura o Empresas Constructoras, que, cansados de trabajar en 2D decidían emprender el camino hacia un modelo 3D. Pero desde hace un tiempo a esta parte, estos Estudios y Empresas reciben la exigencia BIM por parte de los Owners, quienes empiezan a tener motivos económicos tan irrefutables que no aceptan las antiguas formas de trabajo.

Ellos, son en definitiva quienes ponen el dinero para el Proyecto, la Construcción y el Mantenimiento y comienzan a ejercer su derecho a poner las reglas de juego y los estándares de eficiencia con los que desean trabajar. Estudios y Empresas constructoras que se adaptan a estas nuevas reglas ganan mercado a expensas de aquellas que no lo hacen.

Curvas de decisión BIM

Figura 1. Curva de MacLeamy (2004).

La línea azul, representa cuáles son los problemas que trae una mala decisión de acuerdo a en qué etapa del proyecto se genera. Es decir, si yo tengo un problema o una mala decisión al principio, el costo es altísimo, pero, sin embargo, si me equivoco después, el costo es menor.

La raya roja que va hacia la derecha y tiene una tendencia ascendente representa el costo de arreglar alguno de estos problemas de acuerdo a en qué etapa me dio cuenta de que este problema existe. Si yo me doy cuenta al principio, el costo de arreglarlo es bajo, si me doy cuenta al final el costo será altísimo.

La raya negra representa la forma habitual y los tiempos habituales en los que, con las herramientas que conocíamos hasta hoy se toman estas decisiones.

Y la raya verde es lo que está proponiendo actualmente el BIM, generar un modelo donde se pueden ensayar las cosas y en donde las decisiones se tomen antes y no después.

Desde hace un par de años, en Miller&CO Ibérica hemos ido observando que la mayor parte de quienes nos contratan modelos son Owners y que contrasta con una inmensa mayoría de Estudios de Arquitectura que contrataban modelos de 2015 hacia atrás.

Este video muestra uno de estos tantos motivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

2 × dos =

Menú